El gourmet solitario, Jiro Taniguchi y Masayuki Kusumi




Argumento:

Un hombre solitario, con un trabajo que le permite una gran movilidad, recorre las calles de Tokio y otras localidades japonesas para visitar a sus clientes. Cada día es una ocasión para redescubrir un barrio que conoce o para conocer uno nuevo. Pero para este hombre, siempre solitario, el momento de la comida constituye una auténtica aventura, casi un ritual. A lo largo de 19 capítulos El gourmet solitario nos presenta otros tantos platos de la cocina tradicional japonesa.

Opinión:

Crear una historia como mero pretexto para hablar de comida puede parecer algo arriesgado. Porque el protagonista de "El gourmet solitario" dice de forma muy simpática en cada capítulo -no importa en qué momento-, que ya tiene hambre. Nunca había leído un cómic gastrónomico -muy comunes en Japón, de acuerdo a la introducción del libro. Entonces, en un principio, me cuestionaba si en verdad ese sería el tema recurrente de la historia. Después lo olvidé(o lo entendí), y disfruté encantado con las historias que le suceden a este personaje reservado y con un increíble amor por la comida.




De él, sólo sabemos que es comerciante, además de conocer algunas de sus relaciones amorosas de su propia voz. Pero, la verdad, esto importa poco. Lo que vale aquí son las situaciones que se generan mientras él come sus platillos y cómo se siente ante ellas: a veces alegre, a veces incómodo, y esto porque las narraciones no tienen nada qué pedirle a la mejor historia dramática.














Aunque quizá eso no sea lo más importante, sino el apetito que generan cada uno de los platillos con el consecuente interés por la cultura japonesa y ver Japón como un serio destino para viajar y comer. Porque "El gourmet solitario" es muchas cosas, pero sobretodo es el amor y la invitación a conocer la gastronomía japonesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

SUSCRÍBETE A OORALES!

Recibe los mejores artículos de Oorales en tu correo. Y de regalo, descarga gratis El Culto Marginal

* indicates required

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD